Seguidores

domingo, 17 de abril de 2011

Sublime



Yo no se como llamarlo. ¿TAL VEZ PAZ?. Yo no se que decir  porque   no puedo  definir lo que sentí  esa  tarde .

Una  calma sobrevino , algo suave   tocó  mi alma  casi físico e irreal a la vez. Suave y bello, extraño y lejano. Contradictorio.

Letras , frases y un largo silencio de siglos terminaba esa tarde .

Adoro los silencios y los siglos  que transcurren , yo me muevo como una sombra en ellos .

Es en el silencio donde se encuentra la verdad .Por eso yo escucho en el silencio...escucho y siento.

Parecía que en un instante toda la distancia era nada . Y una calma extraña me embargó. A pesar de que esperaba en una sala de emergencias  a que mi hija saliera de su lamentable estado .

Al verla allí postrada y tan  pálida , la autoexigencia impuesta en el rigor de su  carrera le jugó  una mala pasada.

Ahora era otra vez mi niñita pequeña , desvalida y dependiente que confiaba ciegamente en el buen juicio de su madre , aun a pesar de eso  yo tenía paz, la paz de que todo iría bien .

Tarde muy  tarde me fui a casa , con mi niña en  buen estado, la recosté con amor y se dejó  llevar por el amor de madre , pronto la familia estaba completa como todos los fines de semana y se conversaban los hechos  .

Me disculpé ...tenía que caminar . SOLA ,  todo el camino una luz de luna llena  iluminaba el cielo , raramente me sentí acompañada  como si alguien estuviera a mi lado . Sincronía con algo que no se llamar por un nombre , excepto asemejarla a la paz  .

Fue una noche de tranquilidad , la luz de luna se colaba por la  ventana y yo dormía abrazada a mi almohada ,   mi niña ya estaba bien .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Viniste! entonces dime ...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...